Parkings y Garajes

¿ Por qué elegir este tipo de acabado para un garaje?

Normalmente el pavimento que elegimos para nuestros garajes es un pavimento de hormigón pulido, una opción económica y fácil de aplicar pero nos encontramos con un problema, el hormigón es un material poroso, que aunque al pulirlo gana más impermeabilidad que si lo dejamos basto, con el paso del tiempo, las manchas de humo, grasa y demás agentes que participan en el uso diario de un garaje, acaban penetrándolo y poco a poco el pavimento va perdiendo la estética que tenía el primer día.

Si a este tradicional pavimento le añadimos un acabado de resina le estas añadiendo a sus prestaciones la impermeabilidad, con lo cual las manchas no pasarán de ser superficiales, facilitando así su limpieza y dándole permanencia a esa estética y brillo del primer día.